http://

Urbana *

viernes, 2 de noviembre de 2007

Maniático


El cabo López es un buen militar. Se levanta todos los días a las cinco de la mañana, se da sagradamente una ducha de diez minutos y se afeita prolijamente día por medio. Su uniforme impecable, su pelo bien peinado. Un ejemplo a seguir. Saluda cordialmente a sus compañeros y se cuadra ante sus mayores. Llega a las siete de la tarde a su casa, de vez en cuando patea a su perro, castiga a sus hijos todos lo fines de semana después de gritarles. A su esposa la obliga una vez por semana. López es solo un buen militar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal